fetichistas kinkster

¿Eres un Kinkster?

Los kinksters son personas que disfrutan sexualmente con fetiches. Por tanto cualquier persona que disfruta con el BDSM podría incluirse en la definición de este término. Para el urbandictionary los kinksters son personas que son muy kinky o tiene muchos fetiches (A person who is very kinky, or has many fetishes).

 

kinkster

Los kinkster son fetichistas y disfrutan del sexo poco convencional

 

Kinkster o Kinky

Kinky el sustantivo del cual deriva nuestra palabra de hoy es “algo relacionado con, tener o apelar a gustos poco convencionales especialmente en el sexo”.

 

Etiquetas y categorías ¿son necesarias?

Como con cualquier término relacionado con el sexo no convencional hay que ser cuidadoso con la terminología que se utiliza ya que no por ser sexo poco convencional es peor o mejor. Solo forma parte de la libertad individual de decidir sobre la sexualidad de cada individuo.

En cualquier caso las etiquetas para distinguir o categorizar cada una de los fetiches de las prácticas BDSM son necesarias para poner límites y establecer cuales son las prioridades sexuales de cualquier relación.

 

Kinksters en redes sociales

Puedes encontrar kinksters en Instagram y por supuesto en Twitter donde abundan los nicks con el término. Gracias a las imágenes de usuarios como @Fetish_kinkster puedes comprobar cuáles son los gustos y las expectativas sexuales en este caso de un chico gay.

 

5 razones para convertirte en un Kinkster

 

1-Abrirte a nuevas experiencias

Los kinks son experiencias y debes de abrirte a conocer y disfrutar de sensaciones nuevas que pueden ayudarte a estar mejor contigo y con las personas que te rodean.

2-Aprende a ser vulnerable

Cualquier relación BDSM establece una relación de poder y sumisión (consentida) que puede aportar nuevos matices a tu personalidad

3-Tolerar experiencias emocionalmente intensas

Cualquier nueva experiencia es una puerta abierta al aprendizaje. Las experiencias intensas emocionales o sexuales pueden aportarte nuevas herramientas para enfrentarte a tus miedos.

4-Aventura kinkster

La mejor manera de salir de la rutina y del aburrimiento es abrir nuevos caminos sexuales. Aprende a ser un aventurero.

5-Mejora tu confianza en las personas

La sociedad nos obliga a desconfiar y a tener prejuicios. Ser un kinkster es una forma de desafiar a la desconfianza dejándote en manos por completo de un tercero. ¿Te atreves?

En nuestra fiesta BDSM que se celebra los sábados todos los meses puedes aprender a ser un buen dominante o sumiso y disfrutar del kink en cualquiera de nuestras fiestas. 

Si te gusta el sexo kinkster hay muchos sitios donde ver y experimentar con este tipo de prácticas sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario